El cuento en cuarentena

El cuento en cuarentena | Junto a mí

Por Alejandra García Vargas

«La muerte no existe, 

la gente solo muere cuando la olvidan; 

si puedes recordarme, 

siempre estaré contigo.»

Isabel Allende

Mi querida niña:

Es difícil escribir una carta desde este mundo, un lugar donde no hay timbres postales ni un correo que te la pueda entregar, en un mundo donde yo te puedo ver pero tú a mi no. Pasan tantas cosas a tu alrededor que no las puedes percibir, pero es magnífico cómo miras tu realidad, donde importa más lo que harás mañana que lo que estás viviendo en ese momento, donde son más valiosas las cosas que las personas que tienes al lado, pero a pesar de todo, tú sigues pensando en mí, al igual que yo en ti.

La vida es como un libro que un día empezamos a escribir y no sabemos si acaso podremos terminar la oración o la dejaremos inconclusa, esperando que alguien más venga a ayudarnos a finalizarla. Una noche después del mejor y más maravilloso día de tu vida, puedes llegar a tu casa, ponerte el pijama, apagar las luces e irte a dormir. Quizá será la última vez que lo hagas y simplemente no disfrutaste de esos pequeños detalles que hacían la diferencia como decir “te quiero” y reírte. Es ahí cuando sé que aún te queda mucho por vivir. 

Cada tarde te miraba tan sonriente, sentada en las escaleras de la puerta principal con una limonada y un libro. Disfrutabas cada rayo de sol o veías caer la lluvia aquellos días en los que pareciera que muchos odian porque son tristes y no pueden salir a divertirse. Pero entendías lo bueno de las cosas y buscabas el lado positivo, aunque no lo hubiese.

Quién iba a decir que ahora, cada día, espero a que llegue la tarde y me siento junto a ti, a pesar de que no me veas y solo llame tu atención con una ráfaga de viento o un escalofrío en tu espalda. Cuando pierdes tu mirada en el árbol que está junto a ti y lo observas cuidadosamente, entonces puedes ver esa delgada línea que nos separa y que aún no cruzas al lugar donde te espero. 

Quiero decirte que la vida va a prisa y te darás cuenta cuando estés redactando esta carta, porque te verás un día frente a frente, reflexionado sobre la posibilidad de que exista otra realidad donde tú misma te aconsejes, como lo estás haciendo ahora. No lo verás como una carta sino como una lección de vida en la que entenderás que hay algo más allá.

Te quiere…

1 reply »

  1. Relato tan cierto, vivimos confiados, no reflexionamos sobre el hecho que puede ser el último día.
    Tuve una experiencia hace 2 meses vi a un amigo muy querido, reímos, tomamos un café, nos despedimos… fué la última vez que disfruté de su compañía. Duele…

Deja un comentario